lunes, 28 de octubre de 2013

MARIANO RAJOY, EL TRANSVERSAL PLANO, APARTE LECTOR DEL DIARIO MARCA, SINVERGÜENZA, LADRÓN Y TRAIDOR A LA PATRIA, ROBA PENSIONES PARA DÁRSELAS A LAS EMPRESAS EXTRANJERAS VÍA MILITAR, DIMISIÓN, MARIANO, QUE NO SE SI ME EXPLICO.


LA CARA OCULTA DEL GASTO MILITAR: CADA AÑO EL MINISTERIO DE DEFENSA RECIBE DE MEDIA 1.500 MILLONES DE EUROS EXTRA

Cada año durante la ejecución del gasto asignado al Ministerio de Defensa se añaden recursos al presupuesto inicial procedentes de diferentes ámbitos

España | Tercera Información
 | 27-10-2013 | 


(Personal que no se qué hacen defendiendo los intereses de REPSOL y otras empresas que no son  de los españoles -aunque lo fueron en otros tiempos- a bombazo limpio fuera de España, pagados con dineros de todos los españoles, incluidos pensionistas y padres de los niños que no tienen para desayunar antes de ir al colegio. ¡Viva Casillas! Héroe nacional, portero titular a ratos del Real Madrid. Firmado, El Titi)

El Centro Delàs presenta un avance del informe que realiza anualmente referente al presupuesto militar español con motivo de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado 2014.

La presentación del proyecto de los Prepuestos Generales del Estado (PGE) siempre genera una gran expectación y un enorme debate público, pues se supone que son las cuentas que han de señalar los derroteros de las políticas públicas del estado para el próximo año. Esto es relativamente cierto, pues la realidad es muy diferente. El presupuesto público sufre innumerables alteraciones a lo largo del ejercicio que lo modifica substancialmente, de tal manera, que al finalizar el año puede haber sufrido un cambio radical.

Esto es lo que ocurre anualmente con el presupuesto militar. Resulta que cada año durante la ejecución del gasto asignado al Ministerio de Defensa se añaden recursos al presupuesto inicial procedentes de diferentes ámbitos, un aumento que en los últimos diez años arroja una media anual de 1.500 millones de euros extras sobre asignación inicial. Lo que es sin duda un engaño, pues demuestra que muchas de las partidas presupuestarias están infravaloradas, y que se completan a lo largo del ejercicio con aportaciones extraordinarias.

De esto podemos deducir que el gasto real en defensa del Estado español, recogido en los PGE es manifiestamente insuficiente, por no decir falso, pues puede alcanzar un 154% sobre el inicial, como ocurrió en el pasado año 2012.

Esto es especialmente significativo en dos de las partidas presupuestarias: el pago de los compromisos adquiridos con los Programas Espaciales de Armamentos (PEAs) y las misiones militares en el exterior.

De esta manera, los presupuestos de 2014 en lo relativo a los PEAs son un calco de los del ejercicio de 2012 y 2013. Se sigue la misma estrategia de no contabilizar este gasto en los PGE, aunque ya se conozca de antemano, pues se tiene la seguridad de que el crédito se va a conseguir con asignaciones extraordinarias.

De hecho, tanto en 2012 como en 2013 se acudió a esta vía para conseguir créditos por importe de 1.782,711 y 877,3 M€, respectivamente. ¿Ocurrirá lo mismo en 2014? Sin duda, Pedro Argüelles, Secretario de Defensa ha asegurado que recurrirá de nuevo a créditos extraordinarios para hacer frente al pago de los PEAs.

La otra partida que cada año es consignada de manera insuficiente son las operaciones militares en el exterior, denominadas de manera eufemística de “mantenimiento de la paz”, –pues no es lo que están llevando a cabo en Afganistán ni en las aguas del océano Índico– y que cada año tienen una aportación anual de 14,36 millones. En el año 2012 cerraron el ejercicio con un coste de 766,8 millones y este año 2013 en el mes de marzo ya tenían aprobada una aportación de 514,5 millones que al finalizar el año será superior.

Ambas partidas, son un caso manifiesto de fraude presupuestario para ocultar a la oposición política y a la opinión pública el verdadero presupuesto militar. Se consignan de manera insuficiente estas partidas, para después incrementarlas con diversos mecanismos contables.



Modificaciones